14/04/2021

Cruz Azul y América juegan Liga aparte; Chivas se aparta de la Liga

Hace 1 meses

Cruz Azul y América juegan Liga aparte; Chivas se aparta de la Liga

La Máquina y El Nido, por caminos distintos, pero de entre sus propias ruinas, ambos, han irrumpido como los poderosos de la competencia. Por encima, claro, de todas las expectativas y de toda expectación.

La Máquina y El Nido, por caminos distintos, pero de entre sus propias ruinas, ambos, han irrumpido como los poderosos de la competencia. Por encima, claro, de todas las expectativas y de toda expectación.

LOS ÁNGELES -- Toluca y Monterrey quieren agregarse, pero Cruz Azul y América juegan ya una Liga aparte, su propia Liga. En un demencial ataque de optimismo, podría decirse que ambos visten galas de finalistas de este Torneo Guard1anes 2021.

La Máquina y El Nido, por caminos distintos, pero de entre sus propias ruinas, ambos, han irrumpido como los poderosos de la competencia. Por encima, claro, de todas las expectativas y de toda expectación.

Entrenadores reclutados en la pasarela de la desesperación y con las alarmas escandalizando el entorno, Juan Reynoso y El Indiecito Solari, recibieron a su respectivo Lázaro, rescatándolo de la plancha de las autopsias. Y ambos se levantaron y anduvieron... y andan todavía.

Azuzados por el escepticismo (¿dónde está el paredón para quienes debemos ser ajusticiados por hocicones?), el peruano y el argentino han sacado provecho a sus respectivas infanterías, para despegar como líder y sublíder del torneo, con el agregado de que la burocracia gansteril de la FMF le escamoteó tres puntos a las Águilas.

Este miércoles por la noche, Cruz Azul y América demuestran que llegan por caminos distintos al puesto de control de la Liga Mx. Los de La Noria hasta con ciertos lujos, y los de Coapa cada vez con menos soponcios.

A La Máquina, con siete cambios, y variantes durante el juego mismo, le alcanza para almorzarse (1-0) al molusco mazatleco, hasta desatar la ternura del técnico Tomás Boy, quien considera un irrespeto que le enviaran a los vagones y no a toda la locomotora por delante. ¡Desagradecido!

América sigue jugando feo, aburrido, traicionando la alcurnia de espectacularidad y hasta de atrabancamiento ofensivo, pero allá, en el segundo lugar, y distanciándose de Toluca (1-0 a Tigres) y Monterrey (6-1 a Juárez), poco llegan los ronroneos de los inconformes. Dicho está: el fin justifica los medios y los miedos.

Cruz Azul hace mejor futbol. Aún con todo el armazón modificado, comenzando desde la portería, hay orden, hay ímpetu, hay entendimiento y hay atrevimiento. El 1-0 es un acto de compasión hacia Mazatlán, que pierde un tentáculo a los ‘23, por expulsión de Gael Sandoval. Lo más importante: este Cruz Azul no baja la guardia, no menosprecia, no se conforma.

Miguel Herrera habría lloriqueado porque le juntaron partidos de alta tensión: León y Chivas, en ruta, y después de los oasis ante Mazatlán y Necaxa, cierra con Tigres, Cruz Azul, Toluca y Pumas. Pero, el América, ahora de El Indiecito Solari, sabrá de qué está hecho su plantel, al agregarse dos juegos de Concachampions ante el Olimpia.

El cierre de Cruz Azul parece menos entrampado: Pumas urgido, Monterrey, Atlas despertando, descanso ante Juárez y Chivas, para desembocar en América, San Luis y Tijuana, con partidos de Concachampions ante el haitiano Arcahaie. Y Reynoso ha empezado a organizar los relevos, las rotaciones, para evitar desgastes excesivos, más allá de que su adversario inmediato en Concacaf, apenas asoma la nariz hasta en Wikipedia.

Y mientras América y Cruz Azul han decidido jugar su Liga aparte, Chivas insiste en apartarse de la Liga. Es un equipo confundido. Un equipo preso de desconfianza. Parecería que desde el cuerpo técnico no recibe los argumentos o las armas necesarias para creer en sí mismo. Y los jugadores, además, han empequeñecido su corazón y sus gónadas.

Sufrieron, impensadamente, este miércoles, cuando tenían la mesa puesta para ganar, gustar y golear. Un Querétaro sin Valencia ni Magallanes, más lesionados, lo tuvo contra la lona. Dos chiripazos lo rescatan: un taconazo de José Juan Macías, pero desviado por la defensa, y el cabezazo de Miguel Ponce al minuto 94.

Anecdótico y revelador el festejo del Pollo Briseño, quien asesta el primer cabezazo para el gol de Ponce. El efusivo zaguero central se desboca hacia la banca como si hubiera ganado una Final de Copa del Mundo. Este pollito no sale aún del cascarón de su realidad: ¿cómo festejar un empate agónico, ante un rival diezmado, y con una nómina tres veces más barata: 68 millones de dólares del Rebaño contra 21 mdd de los Gallos Blancos?

El Guadalajara está arañando puestos de repechaje, con 11 puntos, mismos que tienen Tigres y Querétaro. Pero, lo más grave es que ha encontrado la rutina de tener una actuación aceptable, como ante León y Pumas, para después volver a la abulia, la indolencia y el chiripazo para sacar resultados.

El ex Rey Midas, Víctor Manuel Vucetich, sigue tratando de encontrar un equipo base, pero sigue dando tumbos en ese intento, porque súbitamente ocurren bajas de juego inexplicables, o aparecen lesiones, o su propio paladar caprichoso, decide hacer modificaciones drásticas.

Así las cosas: Cruz Azul y América en la festividad de organizar su propia Liga, mientras el Guadalajara parece agregar otro torneo a su cadena de lamentaciones, y seguir rascando esperanzas de meterse al repechaje.

Ver noticia en ESPN: Fútbol Mexicano

Temas Relacionados: