14/04/2021

El futbolista mexicano perfecto...

Hace 1 meses

El futbolista mexicano perfecto...

La realidad es que el futbol mexicano siempre ha soñado con tener un Messi, un CR7, un Maradona o un Pelé. A cambio de ello, ha tenido que conformarse con Giovani Dos Santos y con Carlos Vela.

La realidad es que el futbol mexicano siempre ha soñado con tener un Messi, un CR7, un Maradona o un Pelé. A cambio de ello, ha tenido que conformarse con Giovani Dos Santos y con Carlos Vela.

Quizá si pensáramos en unir las piernas de Giovani con la mentalidad del “Chicharito” y la inteligencia de Carlos Vela lo terminaríamos encontrando. Pero en ese rompecabezas humano futbolístico imaginario podrían estar depositadas gran parte de los sueños inconclusos de nuestro juego. Las revelaciones del ex entrenador del América y de la Selección, Miguel Herrera, sirven para entender que lo que más le hace falta al jugador mexicano es carácter, temple y condiciones mentales. Que la calidad, la clase, el talento existe y existirá siempre, pero no en combinación con una fortaleza mental que le permita ser el futbolista diferente, el futbol mexicano perfecto, el que tanto ha esperado el futbol mexicano...

SAN DIEGO, California.- La realidad es que el futbol mexicano siempre ha soñado con tener un Messi, un CR7, un Maradona o un Pelé. A cambio de ello, ha tenido que conformarse con Giovani Dos Santos y con Carlos Vela.

Supongo que eso es, más o menos, lo que ha querido decir el ex entrenador de la Selección y del América, Miguel Herrera, cuando se ha referido específicamente a Giovani Dos Santos y su fragilidad física que también puede interpretarse como la carencia de una fuerza mental, insuficiencia de la que históricamente se ha acusado al futbolista mexicano. “El Piojo” compara, hipotéticamente, la personalidad de Dos Santos con la de Javier “El Chicharito” Hernández. Por un lado, un futbolista lleno de facultades y por el otro, un futbolista todopoderoso en la parte cerebral. Si pudiéramos unir las condiciones de uno y de otro, podría estar, por qué no, el jugador por el que tanto suspira el aficionado mexicano.

La verdad es que hemos esperado por muchos años a un jugador que cambie la historia de nuestro juego. Ese futbolista no ha llegado.

Giovani tenía todo para serlo. Comenzó en la cúpula del futbol mundial en una época donde el Barcelona mandaba en el juego. Y desde ahí, fue cayéndose dramáticamente hasta recular en el América, donde sus temporadas han pasado más por la inconsistencia y la mediocridad que por la gloria que significaba llegar al club “de sus amores” todavía en una edad (31 años) donde le sobraría tiempo para demostrar sus condiciones. Poco o nada memorable hasta ahora en su paso por Coapa.

Y lo de Carlos Vela es y no es comparable con Dos Santos. También empezó en lo más alto, en el Arsenal, donde Wenger le concebía como una estrella al futuro. No le fue bien ahí y terminó jugando, a un gran nivel, en la Real Sociedad. Cuando parecía que podría sostenerse mucho más tiempo en el poderoso nivel europeo, se decidió por la comodidad de los Estados Unidos. Vela podría haber luchado, como en su momento lo hizo, para acercarse lo más posible a Lionel Messi. Decidió, en cambio, ser “el Messi de la MLS”.

Cada quien es libre de tomar la decisión que quiera en la vida y en este caso en el escenario profesional. Giovani y Vela fueron la cabeza de “la generación dorada” que iba a propiciar el cambio que este futbol tanto quiere. No fue así. Resulta increíble que un futbolista como “El Chicharito” Hernández, con menos atributos técnicos que ellos dos, haya podido escalar a niveles extraordinarios y triunfar en ellos. Esa es una prueba irrefutable de que la calidad innata en el futbol, y en la vida, no sirven del todo si no están acompañadas por un carácter y una mentalidad a prueba de todo. La cabeza del “Chicharito” en los pies de Giovani y la inteligencia de Vela habrían generado al “futbolista mexicano perfecto”. No lo tenemos. Lo seguimos buscando...

@Faitelson_ESPN

Ver noticia en ESPN: Fútbol Mexicano

Temas Relacionados: