24/11/2017

Río 2016 deberá pagar las reparaciones del Maracaná

Hace 9 meses

Río 2016 deberá pagar las reparaciones del Maracaná

Un tribunal de Río de Janeiro ordenó al comité organizador de los pasados Juegos Olímpicos reparar el Estadio Marcanán, así como la arena de voleibol y basquetbol que forman parte del inmueble.

Un tribunal de Río de Janeiro ordenó al comité organizador de los pasados Juegos Olímpicos reparar el Estadio Marcanán, así como la arena de voleibol y basquetbol que forman parte del inmueble.

Un tribunal de Río de Janeiro ordenó hoy al comité organizador de los Juegos Olímpicos de Río 2016 pagar la puesta a punto del estadio de futbol Maracaná, que estuvo durante semanas en estado de abandono.

La sentencia dio con ello razón a un reclamo del estado brasileño de Río y favorece la posición del consorcio administrador del Maracaná, que reclamaba que el comité organizador no le había devuelto la arena en buenas condiciones a finales del año pasado y se negaba por eso a retomar la gestión.

El veredicto incluye al "Maracanazinho", la arena para voleibol y basquetbol que forman parte del complejo Maracaná, y da a Río 2016 un plazo de 30 días para todas las reparaciones, bajo pena de recibir una multa diaria de 100 mil reales (32 mil dólares).

"Los estadios fueron cedidos al grupo organizador de los Juegos por nueve meses para la realización del evento, que, cerrado el periodo exclusivo de uso, debía devolverlos en las mismas condiciones recibidas", señaló el tribunal al justificar la decisión de la jueza Maria Paula Gouvea Galhardo.

Río 2016 aseguró que cumplirá con la sentencia, según el portal Globo.

El comité organizador, que tuvo el estadio desde marzo, afronta deudas millonarias tras los que fueron los primeros Juegos Olímpicos en Sudamérica, celebrados en plena crisis económica en Brasil. Entre otros reclamos, muchos trabajadores exigen pagos pendientes.

La mala situación del Maracaná había disparado las alarmas a comienzos de año. El mítico estadio había sido objeto de saqueos y robos y tenía el césped seco debido a la falta de mantenimiento.

El consorcio administrador, controlado por la constructora Odebrecht, reclamaba además que cientos de butacas habían sido arrancadas de sus lugares, entre otros daños. La compañía eléctrica carioca llegó incluso a cortar el suministro eléctrico por falta de pago.

Odebrecht, sacudida por varios escándalos de corrupción en América Latina, había apelado antes una orden judicial que la forzaba a reasumir la gestión del Maracaná, aunque había empezado con los trabajos de recuperación.

El estadio ya está en tanto en condiciones de ser usado. El club carioca Flamengo disputará ahí el miércoles su debut en la Copa Libertadores de 2017 frente a San Lorenzo, de Argentina.

Medios locales difundieron en los días previos imágenes del césped otra vez verde del templo del futbol brasileño, que tiene capacidad para más de 78 mil espectadores.

Ver noticia en Laaficion.milenio.com

Temas Relacionados: