23/11/2017

La elite de los ladrillos olímpicos - 14.09.2017

Hace 2 meses

La elite de los ladrillos olímpicos - 14.09.2017

LIMA, Perú.- Asegura el Comité Olímpico Internacional que media población mundial siguió, en algún momento u otro, los Juegos de Río en 2016. ¿Qué no daría Río por recuperar una mitad del dinero invertido en esa megafiesta mundial que disfrutaron tantos y que está pagando a altísimo costo? Las elecciones simultáneas a París y Los Ángeles como sedes de los Juegos de la tercera década del siglo XXI resuelven una urgencia para el organismo de los cinco anillos, pero abren, en cambio, varias incógni

LIMA, Perú.- Asegura el Comité Olímpico Internacional que media población mundial siguió, en algún momento u otro, los Juegos de Río en 2016. ¿Qué no daría Río por recuperar una mitad del dinero invertido en esa megafiesta mundial que disfrutaron tantos y que está pagando a altísimo costo? Las elecciones simultáneas a París y Los Ángeles como sedes de los Juegos de la tercera década del siglo XXI resuelven una urgencia para el organismo de los cinco anillos, pero abren, en cambio, varias incógni

0

LIMA, Perú.- Asegura el Comité Olímpico Internacional que media población mundial siguió, en algún momento u otro, los Juegos de Río en 2016. ¿Qué no daría Río por recuperar una mitad del dinero invertido en esa megafiesta mundial que disfrutaron tantos y que está pagando a altísimo costo? Las elecciones simultáneas a París y Los Ángeles como sedes de los Juegos de la tercera década del siglo XXI resuelven una urgencia para el organismo de los cinco anillos, pero abren, en cambio, varias incógnitas sobre el auténtico futuro de la cita olímpica.

La distribución de las sedes es presentada por el COI como un triunfo de la racionalidad. París tiene ya construido 95% de la infraestructura que necesitará para dentro de algo menos de siete años; su villa olímpica será la obra de mayor envergadura. Los Ángeles, por su parte, asegura que no precisará levantar estructura alguna, porque ya tiene todo. Un proyecto interesante que podría constituir un modelo para el futuro. Entre ambas, gastarán más o menos la misma suma que prácticamente llevó a Río a la bancarrota. Se puede organizar Juegos más baratos, pero partiendo de plataformas muy avanzadas. Así, ¿cuántas ciudades califican? Aquí, a Lima, nunca llegaron Roma, Boston, Hamburgo y Budapest, que habían anunciado su intención de competir por los Juegos de 2024, pero que en algún momento u otro tropezaron con oposición o un prospecto de cuenta demasiado abultado. Presentar una candidatura implica, para empezar, un gasto de 50 millones de dólares.

Tal parece que sólo la elite de los ladrillos olímpicos puede aspirar a hospedar los JJOO.

Ya pasaron Pekín, Londres, Río; vendrá Tokio; luego, París, Los Ángeles. ¿Qué otra megápolis queda en danza para el futuro que arranca en 2032? Nueva York se resiste; la candidata del Comité Olímpico Estadounidense para 2024 era Boston, pero la oposición de sus ciudadanos abrió el camino a su hermana californiana.

Los Juegos atenuaron su gigantismo (una lección que la FIFA no tomó en cuenta) pero el panorama parece señalar a sólo un puñado de naciones muy pudientes y sus principales centros urbanos para venideros eventos. Un tema interesante si Buenos Aires supera con éxito el desafío de los Juegos Olímpicos de la Juventud en 2018 y comienza a pensar sedienta un nuevo y más grande objetivo. Sin olvidar la última valla: los Ángeles 2028 plantea una espera de siete años, hasta 2025, para la próxima elección. Demasiado tiempo, quizás, como para sostener el entusiasmo.

Ver noticia en Trending

Temas Relacionados: